PUBLICACIÓN DE PSICOANÁLISIS, SOCIEDAD, SUBJETIVIDAD Y ARTE
El Psicoanalítico  
LABERINTOS, ENTRECRUZAMIENTOS Y MAGMAS
Instagramtwiter facebook
 
 
 
ULTIMO MOMENTO
OTROS ARTÍCULOS
El Psicoanálisis y los debates sobre la despenalización del aborto
Por María Cristina Oleaga

La manzana rodeada
Por María Cristina Oleaga

Santiago Maldonado. Multiplicar las Preguntas
Por Diego Singer

¿Bajar la edad de imputabilidad?
Por María Cristina Oleaga

El oeste rosarino
Por Carlos del Frade

Trump: bajos instintos
Por Yago Franco

¿El amor no duele?
Por María Cristina Oleaga

Femicidios y sociedad
Por María Cristina Oleaga

Adicción al juego: el consumidor consumido
Por María Cristina Oleaga

Viajes de egresados: ¿Por fin libres?

Por María Cristina Oleaga

"Escuchaba casetes que me daba mi padre con grabaciones de tortura"

Por Laureano Barrera

La intimidad como mercancía
Por Yago Franco

"Llegó con tres heridas"
Por María Cristina Oleaga

¿Qué podré decir a mis alumnos en el día de la memoria por el Holocausto?
Por Franco "Bifo" Berardi

El hijo del torturador volvió a La Perla
Por Laureano Barrera

Celebración de los 70 y su legado
Por Yago Franco

El aseo. Nacimiento de lo íntimo
Por María Cristina Oleaga

¿Padres?
Por María Cristina Oleaga

El psicoanálisis y la época
Por Yago Franco

UTIM
Por Leonel Sicardi

Paradojas esclarecedoras del progresismo populista
Por María Cristina Oleaga

Lo que pasó en Chubut
Por Germán Ciari

Apego, Colecho e Incesto: hacia la mamiferidad
Por María Cristina Oleaga y Yago Franco

Laura Gutman. Elogio de la pedofilia y marketing
Por Oscar Sotolano

Elogio de la pedofilia
Por María Cristina Oleaga y Yago Franco

Sobre la Huerta Urbana. Entrevista a Fabiana Naiman
Por María Cristina Oleaga

América Latina Piensa (La cuestión del desarrollo) -ciclo de 11 documentales-

Mundial de Brasil: palabras en juego
Por Yago Franco

Los pibes que no bailan el chamamé de los gendarmes
Por Carlos Del Frade

Violencias
Por María Cristina Oleaga

La esperanza en medio de las balas
Por Carlos Del Frade

Las garras de los Reyes Magos
Por Miguel A. Semán

Gelman y “El emperrado corazón amora”
Por Mario Buchbinder

Jóvenes
Por María Cristina Oleaga

"No les puedo dar más drogas" Una manifestación de la insignificancia
Por Yago Franco

El agua mala que mató a los bebés mbya
Por Silvana Melo

Divulgación repudio al Sindrome de Alienación Parental
Subcomisión Abuso Sexual Infantil
Coord. Lic. María Cristina Rebollo Paz


DINK
Por María Cristina Oleaga

Límites del Progresismo Cristinista
Por Germán Ciari

Proyectos de ley sobre Trastorno de Espectro Autista
Posición del Foro de Instituciones de Profesionales en Salud Mental

Repudio a la represión macrista en el Borda

Comenzó la temporada 2013
Por Germán Ciari

¿Dónde está la madre? ¿Dónde el niño?
Por María Cristina Oleaga

Las canciones lo están tocando a él
Por Diego Velázquez

La ¿Medea? del country
Por María Cristina Oleaga

El periodismo en la era de la vociferación (III)
Por Hernán López Echagüe

El periodismo en la era de la vociferación (II)
Por Hernán López Echagüe

SIN RETORNO. Una reflexión personal sobre la ley (anti)terrorista
Por Eduardo Grüner

Anteriores:
Navidad tomada
Por Gisela Cardozo

El periodismo en la era de la vociferación (I)
Por Hernán López Echagüe

"La garra de Los Pumas es un mito conservador y clasista" 
Por Diego Velázquez


¿Que pasó en Mendoza?

Por Germán Ciari y Mariana Polti

Soliloquio de un terapeuta
Por Leonel Sicardi


¿Puede morir el psicoanálisis?
Por Yago Franco

A propósito de Grecia. Camino a Epidauro
Por Héctor Freire

 
Paradigma borderline - De la afánisis al ataque de pánico - Yago Franco
 
ESPACIO DE PUBLICIDAD - CONSULTAR
 
Colegio de Psicoanalistas
 
Magma
 
América Latina Piensa (La cuestión del desarrollo)
 
Talleres Hernán López Echagüe
 
La Pecera
 
LIBROS Por el color del trigo El cine y la poesía argentina El cine y la poesía argentina Más allá del malestar. Yago Franco
 
Para publicitar en El Psicoanalítico
 
 
 
“comunidades percha”
Mundo de las imágenes y mundo real: una relación recombinante
Por Pablo Hupert
pablohupert@yahoo.com.ar
 
En nuestro mundo, la imagen se ha desenganchado del objeto del cual es imagen. Leyendo El contador de historias y Don Quijote, pude ver que llegar a ver una mujer bonita era muy difícil, muy raro, sobre todo si uno no la tenía enfrente. Estamos hablando de épocas sin fotografía, sin medios masivos de comunicación y sin medios gráficos masivos, o siquiera elitistas. En Don Quijote se ve lo estadísticamente rarísimo que podía ser ver los muslos de una mujer, incluso para la mujer. En El contador de historias se ve lo raro que puede ser ver las curvas de una mujer. Es cierto que tanto la cultura de Don Quijote como la del Rey Baybars eran culturas con imágenes, y que tal vez en esas imágenes que circulaban se preferían otros temas y no se permitía representar mujeres desnudas o semidesnudas como se puede en nuestra cultura. Pero aquí, más que resaltar un cambio en el tema, un cambio en el foco de la imagen, quisiera advertir un cambio en el estatuto de la imagen. En el hecho de que hoy la visión de lo femenino, por ejemplo, no requiere de una mujer y de que, por lo tanto, si no la requiere, la mujer real queda supeditada a la imagen con mucha más facilidad que al revés. Diríamos que en nuestra cultura la naturaleza imita al arte mucho más que en otras, o que el arte imita a la naturaleza mucho menos que en otras.
¿Estamos diciendo que la imagen es, como en un idealismo, causa de la realidad y que el mundo real es efecto del mundo de las imágenes? Creo que si entendemos eso perdemos lo sutil que es nuestra cultura en este aspecto. Pero bien vale como trazo grueso inicial que luego deberemos ir afinando, matizando, derivando. Por ejemplo, podríamos decir que el mundo de las imágenes es real, podríamos decir que las imágenes son la aspiración del mundo real, que el mundo real no es moldeado necesariamente por las imágenes pero sí que el mundo real intenta moldearse realmente según lo que las imágenes dicen del mundo.
Por otro lado, deberíamos preguntarnos si decir esto no es otra manera de decir que el lenguaje es el que estructura al ser. Bueno, habría que ver, por un lado, si el mundo de las imágenes es un lenguaje, si el mundo de las imágenes tiene estructura lingüística (por supuesto que no), y por otro lado, si el mundo real que aspira a ser como el mundo de las imágenes es como el ser. Intuyo que no pero ya no puedo ser tan categórico. Por lo pronto digamos que las imágenes tienen una velocidad de producción, circulación y un modo de relacionarse entre sí que no es común en las palabras, en los sintagmas, en las gramáticas. La economía de la imagen no es la del lenguaje: la imagen no debe supeditarse, como el lenguaje, a las reglas de no contradicción o de adecuación. Mientras que la relación entre ser y lenguaje se ordenaba como discurso, la relación entre mundo e imagen muta y recombina como una red. Pero esto son sólo sospechas que son sólo un comienzo. Una nueva ontología pide cancha.

 
Compartir
 
subir
 
Copyright © 2010 elpsicoanalítico.com.ar | Editores responsables: Yago Franco - Héctor Freire (arte y erotismo) | Humahuaca 3411 1° 9 C1191ABB Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina -
TE: 5411 4864.6890 |
contacto@elpsicoanalitico.com.ar| publicidad@elpsicoanalitico.com.ar | Nº ISSN 2545-8469 |
Las opiniones vertidas en los artículos son de responsabilidad exclusiva de sus autores. Se permite la reproducción de los artículos citando la fuente | diseño:
tangodesign